Otras Voces, Otra Historia

El Estado ha muerto. Artistas por Ayotzinapa