Otras Voces, Otra Historia

Teatro Playback: Confiar para hablar de nosotras, de nosotros en colectivo.

  • Escrito por 

Somos personas que tejen. El teatro nos ayuda a tejer un nosotros; en los ensayos un nosotros revelartero y cuando actuamos para la gente, un nosotros comunitario. Compartir con confianza nuestras historias personales fortalece el tejido comunitario.”

Colectiva de Teatro Playback Revelarte 

El pasado 25 de marzo en Casa de Ondas se llevó a cabo un evento convocado por la Colectiva de Teatro Playback Revelarte, quienes se presentaron en memoria de la rebelión de las 40 niñas guatemaltecas que el 8 de marzo perdieron la vida mientras intentaban cambiar su realidad cotidiana en el “Hogar Seguro Virgen de la Asunción” donde eran víctimas de violencia física y sexual.

 

Colectiva de Teatro Playback Revelarte lleva a cabo un taller de y para mujeres una vez al mes en Casa de Ondas, luego de ese taller realizan una presentación para el público en general. En esta ocasión el taller previo se alargó un poco más por lo que, aunque la cita por la Rebelión de las niñas estaba programada a las 7: 30 pm, la actividad empezó pasando las 8:00 pm.

Ya habíamos muchas mujeres a la expectativa, cuando las compañeras de la colectiva nos invitaron a recordar a nuestra niña interior a partir del juego; un juego que posiblemente añoramos de nuestra infancia, sencillo pero emotivo para muchas: jugar con globos. De pronto la sala donde esperábamos algo silenciosas, casi sin movernos, algo aletargadas se volvió risa, energía, colores y movimiento.

Momentos más tarde después de jugar, sentadas en nuestros lugares casi sin notar que ya estábamos dentro de la presentación Mireya integrante de la colectiva le pregunta a una de las asistentes:

-¿Tu expectativa sobre la función se está cumpliendo?

-No. Responde la Joven.

¿Qué esperabas? Interpela Mireya

-Pues una obra!- La joven y todas reímos…


Mireya entonces nos cuenta que el trabajo de la Colectiva de Teatro Playback empieza incluyendo al otro, en este caso a las otras invitándonos a compartir una experiencia propia con todas y todos los presentes. Esta ocasión las experiencias que trajimos de nuestras memorias fueron referentes a las violencias que vivíamos como niñas, como mujeres.

Esto vuelve a cada función única sí, pero también catártica y posiblemente también sanadora, cuando algunas nos animamos a compartir algún recuerdo o algún hecho reciente ellas: Isabel, Claudia y Eva toman algo de lo que acabamos de enunciar y lo transformen frente al público, mientras Irene va improvisando toda la emocionalidad, intencionalidad con música.

Así vamos navegando juntas por vivencias de otras que a la vez impregnan nuestro pensamiento de recuerdos propios que coinciden, que se parecen, todas nos entendemos; todas sentimos.

Es justo mencionar que la obra es abierta al público en general, aunque en esta ocasión solo dos compañeros participaron en este trabajo colectivo que no por forjarse a través de recuerdos propios dejó de lado de lado la protesta por el Crimen del Estado Guatemalteco contra las niñas del hogar seguro.

¡Fue el estado! Rabiamos cuando a través de nuestras voces y de nuestras experiencias las traemos de vuelta para exigir y luchar por justicia.

Cuando vamos desentrañando a esas niñas de Guatemala en nuestras niñas, en nosotras como niñas.

Así la velada fue construyéndose de modo que nos quedamos con ganas de más, dar más de nosotras y poder recibir más de las demás, el final fue más emotivo que el inicio, pero lleno de sororidad y fortaleza.

Solo resta decir que el trabajo de la Colectiva de Teatro Playback es fuerte, intenso, necesario y está dispuesto para que todas y todos los que se aproximen a Casa de Ondas puedan conocerlo y ser parte de esta colectiva.