Otras Voces, Otra Historia

¿Qué son los medios libres?

Una prensa verdaderamente libre debe ser el espejo de cuanto sucede en la sociedad, en especial cuando el Estado renuncia al cumplimiento de sus obligaciones.

La libertad de pensamiento pertenece a nuestro exclusivo ámbito íntimo y personal, esta libertad carecería de trascendencia si no tuviéramos la posibilidad de expresarla libremente. La libertad de expresión, a su vez, resultaría ociosa si se carece de un derecho fundamental como el acceso a la información, el cual se refiere a la posibilidad de obtener y diseminar distintas versiones para la conformación de una opinión. Esta cadena llega a la libertad de prensa que debiera encontrar su lugar en los medios de comunicación.

 

En los últimos años han surgido varios colectivos de medios independientes y publicaciones provenientes de diversos sectores de la sociedad civil, esto atendiendo a la necesidad de hacer frente al sesgo informativo que mantienen el Estado y los grupos de poder y como una herramienta para obtener información veraz y confiable. El número de estos colectivos y organizaciones va en aumento y en algunos casos han logrado construir redes de medios libres.

Estos trabajos colectivos de recabación y difusión de la información representan una alternativa para comunicar nuestra realidad política, cultural, social y económica, además de ser un gran esfuerzo ciudadano para abrir espacios de denuncia de actos de corrupción, injusticia, represión e impunidad. Al mismo tiempo, buscan informar sobre los movimientos sociales que se gestan en nuestro país y solidarizarse con ellos.

Los medios de comunicación en general, juegan un papel determinante en los procesos sociales, políticos, económicos y culturales de la población, debido a que son estos y sus discursos, los que establecen y dirigen el pensamiento del público, influyendo así en la postura que tienen la personas frente a los fenómenos sociales. Es por esto que los colectivos de medios libres surgen a partir de la sociedad y por reclamo de mayor confiabilidad y compromiso en la búsqueda y difusión de la información, concretando de esta forma la justificación del periodismo.