Otras Voces, Otra Historia

Dia 3: desde la Escuela Normal Rural “Ricardo Flores Magón”

  • Escrito por  Debora Poo Soto

15 de noviembre de 2014, Escuela Normal Rural “Ricardo Flores Magón”, Saucillo, Chihuahua.


Nos amaneció en la Normal Rural de Saucillo “Ricardo Flores Magón”, lxs familiares son lxs primeras personas que veo rondando por ahí, una pareja de familiares está en el jardín se han puesto donde les dé el sol, el frío se siente. Otrxs familiares deciden irse por un café -antes de irse- una madre pregunta cuál será el precio del café. Aún no son ni las 7 de la mañana y el día ya comenzó.

 

Alcancé a lxs familiares minutos después, ya habían tomado café y charlaban con jóvenes normalistas de Aguilera, Durango. Los muchachos llegaron a la Normal de Saucillo para sumarse a los actos de solidaridad con la Brigada “Julio César Mondragón Fuentes”. Lxs familiares de los 43 estudiantes desaparecidos les comentan a los normalistas que se preocupan por el futuro de los jóvenes, claro quieren a sus hijos de regreso, pero además quieren evitar que se repita esta historia. Los normalistas por su parte le contaban a lxs familiares todas las actividades que ellos han llevado a cabo en Durango, brigadas de información a todas las escuelas, además de convocar y sumarse a marchas, y otras actividades de protesta. 

En algún momento la charla fue interrumpida, apareció alguien del personal de la Normal Rural y nos comentó “el desayuno es a partir de las 8:30 am, pero ya está listo, así que para que no se les enfríe ya pueden pasar”. Sin pensarlo dos veces, todxs avanzamos hacia el gimnasio, también los tortugos aparecieron por ahí…

***

Más tarde se armaron comisiones para la limpieza de los autobuses que se lavaron por afuera con escobas y a cubetazos, el interior fue barrido y trapeado. Mientras la limpieza fue llevada a cabo vi algunas sonrisas, jugaban mojándose unos a otros… compartimos naranjas y les mostré lo que escribí sobre el día 2 de la Caravana, cuando se bajaron a mover las pesadas y frías vigas en medio de la noche, algunos me enseñaron las heridas en sus manos.

Poco más tarde, a medio día camiones llenos de normalistas de Saucillo y Aguilera, además de los tortugos de Ayotzinapa se trasladaron hacia la capital Chihuahua, allá se llevó a cabo una larga y nutrida marcha, la consigna “Vivos se los llevaron, vivos los queremos” y “fuera Peña”.

El dolor ya estaba sembrado en Chihuahua, desde hace muchos años es tierra de feminicidios y desaparecidxs. Incluso alguien del personal de la Normal de Saucillo me comentó la empatía que sentía al ver a lxs familiares de los 43 estudiantes, ya que en su familia llevan 4 años buscando a una prima que está desaparecida, sabe de ese dolor, lo ha vivido en carne propia.

Muchxs chihuahuensxs marcharon con los retratos de lxs suyxs, las normalistas marcharon ataviadas de negro llevando fotografías de los 43 tortugos que permanecen desaparecidos, las mantas repetían el reclamo de justicia por los asesinados y la presentación con vida de los 43 pelones.

Después de la marcha se llevó a cabo un mitin en el que David Flores, estudiante de Ayotzinapa, volvió a hablar de lo que los impulsa a seguir organizados y en movimiento exigiendo la presentación con vida de sus 43 compañeros. Dijo “los buscamos con vida y esperamos con vida encontrarlos”, agregó: “[…] van a regresar y (esperamos) que se incorporen a las actividades que realizábamos diario, qué vuelvan quizá a sonreír junto con nosotros, que volvamos a jugar… son cuestiones que día a día anhelamos sinceramente.”

Después del mitin se llevo un acto “socio-político”, bailes, música, la rondalla, consignas, etc. todos esos fueron los ingrediente que mantuvieron a personas solidarias en la plaza por varias horas. Más tarde se repartió algo de comida… y al finalizar la noche los tortugos, una vez más, estaban listos al pie del camión.

Regresamos a Saucillo… cenamos, pero la jornada no acabó ahí… aunque ya es otro día. 

***

Las semillas que vinieron a sembrar a Chihuahua, los familiares y de los estudiantes de Ayotzinapa, apuestan por participación activa, por organización. A través de la marcha y reuniones que sostuvieron en privado comenzaron el largo trabajo de labrar articulación.

Ojalá pronto se pueda cosechar… aunque sin duda ya se han dado algunos frutos, David comentó durante el evento “Nos hemos hecho fuertes gracias a personas como ustedes”, así que estoy segura que los tortugos saben que muchxs están con ellos.