Otras Voces, Otra Historia

Luchar contra el Olvido: XXIII Acción Global por Ayotzinapa y México.

  • Escrito por 

No ha debido repetirse nunca ninguna historia de tortura, ejecución extrajudicial o desaparición forzada, es decir, de odio y desprecio por la vida del otro; por supuesto menos aún desde su más mezquina utilidad como partes que se entretejen en el aparato represor del Estado, ya sea por su autorización, su apoyo o su aquiescencia.

La historia oficial y no oficial de Guerrero es particularmente tortuosa y repetitiva en cuanto a impacto de éstas prácticas represivas y las Normales Rurales han sido históricamente objeto de saña por parte del Estado Mexicano desde la Guerra Sucia; y en este contexto, a 23 Meses de la tortura y asesinato de Julio César Mondragón y la desaparición de 43 Estudiantes Normalistas en Ayotzinapa, sus padres y madres continúan exigiendo justicia y verdad y van construyendo memoria en sus acciones políticas.

Porque no basta con pedir la aparición con vida de los 43 Normalistas, o lo que más se acerque a la verdad histórica en cada una de las desapariciones del Estado de Guerrero y de todo el País, no, hay que continuar nombrando a cada unx de nuestrxs desaparecidxs, hay que seguir dibujando en la conciencia de los jóvenes los hechos más precisos que se han recuperado desde aquel 26 de Septiembre de 2014. Este es el ejercicio de memoria que se realiza en cada una de las Acciones Globales, es el ejercicio de conciencia que como al aprender la tablas de multiplicar deberíamos hacer constantemente, así quizá en algún momento en un futuro próximo la sociedad entera esté lista para no volver a permitir este tipo de heridas sociales en ningún recobeco del País.

En este marco este 26 de Agosto de 2016 dentro de la XXIII Acción Global por Ayotzinapa y México se llevó a cabo un concierto masivo en la puerta 3 del estacionamiento del Estadio Azteca.

Alrededor de las 13:00 horas ya reportaban en Prensa Ayotzi el avance de los últimos trabajos organizativos para iniciar el concierto que contó con la presencia de: Barcos de Papel, Fallas de Origen, La Kasquivana, Nayeli Nesme, Santo Mezcal, Vayijel Rock Tzotzil, Deuol, Fausto Arrellin Insidio, los Dekkers, Pantera Romano, Suena Sabroso, Panteón Rococó y la Tremenda Korte.

Desde el primer control de acceso para dirigirse a la puerta 3 se le iba informando a los jóvenes que durante el concierto había observadores de Derechos Humanos que estaban pendientes de cualquier situación hostil o de violencia que se presentara durante el concierto y se les invitaba a acudir a cualquiera de estos observadores si se presenciaba alguno de estos actos.

El ingreso a las instalaciones inicio un poco antes de las 16:00 horas con cooperación Voluntaria, en la Puerta 3 había padres de los Desaparecidos dando el acceso para que los jóvenes, en su mayoría, pudieran disfrutar de las presentaciones de los grupos pero también para congregarse en un espacio donde gritar la rabia, identificarse con la injusticia y hasta afianzar posturas políticas.

Reclamar, recrear, transmitir, interiorizar utopías.

Una adolescente de unos 16 años le pregunta a un joven más o menos de la misma edad:

-¿Este para que es? (jugueteando con su gafete de observador de Derechos Humanos.)

-Es que yo vengo cuidando a los Papás. ( dice orgulloso refiriéndose a los padres de los desaparecidos)

Lxs jóvenes cantan, bailan y reclaman como suya cada consigna. En los espacios destinados a los padres de los desaparecidos escuchan con respeto y en silencio a cada padre y madre, enardecen cuando el Sr. Mario César González Contreras papá de Cesár Manuel González Hernández señala:

“Nos decían a nosotros, los 43 padres de familia que íbamos a tener problemas por organizar este concierto, que porque los jóvenes se alocaban.

¡Ahí está la muestra de como se comportan los jóvenes siempre y cuando no sean reprimidos!

¡Ahí está la muestra!

 Gracias jóvenes por gritar esa consigna de ¡Vivos se los llevaros!”

La multitud responde:

¡Vivos los queremos!

Cada participación solidaria en el escenario fue también punto nodal de esta historia que sigue escribiéndose, pues esta lucha constante de los padres ha recibido respuesta de grupos que vinculan su vida artística con la participación política libre individual y consciente que todo ser humano debe ejercer. Cada intervención protestó y denunció a su manera la injusticia de se vive día a día en México, algunos recalcando la criminalización de lxs jóvenes, de la protesta social, de la pobreza, otros la corrupción, etc.

El grupo Panteón Rococó brindó entrevistas a los medios, y por su parte la Tremenda Korte realizó una breve conferencia antes de subir al escenario donde justamente hablaron de la importancia de la memoria:

Ante la pregunta de uno de los presentes:

-¿Que le dicen como grupo musical, como expresión cultural al Gobierno en cuanto al tema de Ayotzinapa?

Responde uno de los integrantes

“Que tenemos memoria y que no se nos olvida lo que ha pasado, esto es una forma de poder recordarle al pueblo por lo que estamos pasando, tal vez ahora fueron unos compañeros de Ayotzinapa, pero pudimos haber sido nosotros.”

Esta breve conferencia fue interrumpida por la intervención de la Sra. María de Lourdes Mejía, madre de Carlos Sinuhé Cuevas Mejía, estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM asesinado hace 5 años. Debido a la falta de difusión de su caso y el nulo avance la Sra. Mejía solicitó se le permitiera hablar de su hijo a los medios señalando que también fue un crimen de Estado debido a la labor activista de Sinuhé, quien fue amenazado en muchas ocasiones antes de ser asesinado.


Manuel Corona consuela a la Sra. Mejía y le dice que recuerda a su hijo de la huelga.

En el escenario la Tremenda Korte recordó a Sinuhé con la canción “que aprendieron a cantar con él en la huelga del 99”

“Si tu pasas por mi casa y tu vez a mi mamá, tú le dices que hoy no me espere porque este movimiento no da un paso atrás”...

La jornada fue larga y sensible al final algunos de los padres regresaron a Guerrero a continuar con actividades de denuncia señalando que el 26 de Septiembre de 2016, a dos años de la desaparición de nuestros 43 Estudiantes Normalistas “algo se tendrá que hacer.”

A:

-Abel García Hernández

- Abelardo Vázquez Peniten

- Adán Abrajan de la Cruz

- Alexander Mora Venancio

- Antonio Santana Maestro

- Benjamín Ascencio Bautista

- Bernardo Flores Alcaraz

- Carlos Iván Ramírez Villarreal

- Carlos Lorenzo Hernández Muñoz

- César Manuel González Hernández

- Christian Alfonso Rodríguez Telumbre

- Christian Tomas Colon Garnica

- Cutberto Ortiz Ramos

- Dorian González Parral

- Emiliano Alen Gaspar de la Cruz.

- Everardo Rodríguez Bello

- Felipe Arnulfo Rosas

- Giovanni Galindes Guerrero

- Israel Caballero Sánchez

- Israel Jacinto Lugardo

- Jesús Jovany Rodríguez Tlatempa

- Jonas Trujillo González

- Jorge Álvarez Nava

- Jorge Aníbal Cruz Mendoza

- Jorge Antonio Tizapa Legideño

- Jorge Luis González Parral

- José Ángel Campos Cantor

- José Ángel Navarrete González

-José Eduardo Bartolo Tlatempa

-José Luis Luna Torres

-Jhosivani Guerrero de la Cruz

-Julio César López Patolzin

-Leonel Castro Abarca

-Luis Ángel Abarca Carrillo

-Luis Ángel Francisco Arzola

-Magdaleno Rubén Lauro Villegas

-Marcial Pablo Baranda

-Marco Antonio Gómez Molina

-Martín Getsemany Sánchez García

-Mauricio Ortega Valerio

-Miguel Ángel Hernández Martínez

-Miguel Ángel Mendoza Zacarías

-Saúl Bruno García

 

Su búsqueda alimenta nuestra lucha, sus madres y padres nuestra esperanza.