Otras Voces, Otra Historia
A 8 años de la represión en Texcoco y San Salvador Atenco ¡la Sexta va! Liliana Zaragoza Cano | Mirada Sostenida

A 8 años de la represión en Texcoco y San Salvador Atenco ¡la Sexta va!

  • Escrito por  Mariana Selvas Gómez

Cuando llegó a mis manos la Sexta Declaración de la Selva Lacandona (SDSL) me entusiasmé por la propuesta que los compas zapatistas nos estaban haciendo a la población civil. En aquel momento no imaginé las repercusiones que traería a mi vida el tomar una decisión tan simple y apresurada como el tomar una mochila y seguir este proceso de cerca.

Empezó el recorrido y con él el aprendizaje y la transformación, conocer las historias de represión y resistencia nos fueron (a las y los adherentes a la SDSL) creando una identidad colectiva donde el “nosotros” empezaba ya a configurarse.

Así de prematuro fue el proceso en el cual el mal gobierno por medio de su sistema represivo intentó detener esta fuerza rebelde. Varias comunidades fueron hostigadas por participar en los encuentros de La Otra Campaña (LOC), sin embargo estas acciones represivas no sirvieron para desanimarnos, al contrario contribuyeron en la creación de esta digna rabia que nos ha ayudado como fuerza para seguir avanzando.

Llegaron los días 3 y 4 de mayo, la “karavana” se encontraba en su recorrido por el Estado de México y el Df. Una amenaza estaba latente, la venganza del mal gobierno sobre el digno pueblo de San Salvador Atenco que años atrás había logrado por medio de organización y lucha echar atrás un proyecto económico que solo favorecía al gran capital y que para llevarse a cabo se servía de despojar a los ejidatarios de su tierra.

En aquel entonces, el pueblo de San Salvador Atenco (junto con otras organizaciones) no lo permitió, y a pesar de que esa lucha ya la tenían ganada siguieron trabajando junto con otros pueblos y con otras demandas creando el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), frente que también es adherente a la SDSL.

En el 2006 un grupo de comerciantes de Texcoco pertenecientes al FPDT fueron traicionados por las autoridades, que les mintieron al darles permisos para la venta de flores el día 3 de mayo y cuando los compañeros floristas estaban poniendo sus puestos empezaron a ser desalojados con violencia, así inicia el primer operativo represivo. Las primeras noticias que a nosotros (la karavana) nos llegan eran las de cercos policiacos, allanamiento a las casas y la detención de compañeros y compañeras.

Nos encontrábamos en Tlatelolco cuando nos dieron la noticia de un joven asesinado por un disparo de la policía estatal, su nombre es Javier Cortez Santiago adolescente de 14 años, esta noticia nos lleno de coraje y de tristeza, muchos de nosotros decidimos trasladarnos de Tlatelolco a Atenco.

Los sentimientos estaban desbordados, el ambiente destilaba adrenalina. El coraje nos mantuvo despiertos esperando ¿qué estábamos esperando? Esperábamos lo que encontramos, solidaridad, rebeldía, fuerza.

Se oyeron los cohetones y con ellos el sonido de las botas de los elementos represivos. El corazón latía al ritmo de sus pasos, pero los ánimos no bajaron hasta recibir aquel golpe, no fue contra mí, pero lo sentí como si algo me estallara en el pecho, era contra el compañero Alexis Benhumea quien recibía un disparo a quemarropa con un proyectil de gas lacrimógeno.

El operativo continuó, amenazas, detenciones, tortura. Me sentía cansada y despojada de mi cuerpo, hasta que una mirada me dijo –fuerza compañera-fue como una caricia ante tanto dolor.

Recuerdo el 4 de mayo lleno de sangre, de gritos, de incertidumbre, las y los presas y presos tratamos de sostenernos entre nosotras.

Amaneció el 5 de mayo con un gran estruendo que hizo retumbar los muros de la prisión ¡NO ESTÁN SOLOS! ¡NO ESTÁN SOLOS! ¡PRESOS POLÍTICOS, LIBERTAD! ¡PRESOS POLITICOS, LIBERTAD! Eran los gritos que estaban rompiendo el miedo bajo la consigna de ¡si tocan a uno nos tocan a todos! Era la fuerza de la Sexta a nivel nacional e internacional pidiendo libertad y justicia.

8 años han pasado y la Sexta sigue caminando, tenemos heridas abiertas como el asesinato del compañero Juan Francisco Kuykendall, la desaparición de Teodulfo Torres Soriano “el tío”, las constantes agresiones a las comunidades Bases de Apoyo Zapatistas, solo por poner algunos ejemplos.

Sin embargo, hemos logrado la libertad de muchos presos, hemos creado un sistema de difusión para contraatacar la información impuesta por los medios de comunicación cómplices del sistema. Se ha creado la Red Contra la Represión y por la Solidaridad, sé que aun falta mucho camino por construir pero en esas andamos.

Recientemente tuvimos la oportunidad de escuchar a las y los compas zapatistas que nos compartieron un poco de su proceso para vivir en libertad y con autonomía. También nos compartieron algunos de sus trabajos para hacer frente a los actos de represión por parte del mal gobierno y no dejar que estos actos de represión detengan los procesos de la organización. Sabemos que no es un proceso rápido, ni mucho menos fácil, que implica mucho trabajo y compromiso.

Podrá haber muchas críticas en contra de la Sexta pero yo sigo creyendo en mis compañeras y compañeros, sigo caminando, construyendo en colectivo y estoy segura de que lo vamos a lograr. ¡La Sexta va!

Fotografía: Liliana Zaragoza Cano | Mirada Sostenida

Agradecemos a Mariana Selvas compañera Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, quién se encontraba en San Salvador Atenco durante la represión del 3 y 4 de Mayo hace 8 años, por colaborar generosamente con este artículo.