Otras Voces, Otra Historia

"Para San Bartolo Ameyalco el 21 de mayo fue como el 68"

Dos meses han pasado desde aquél día en San Bartolo Ameyalco. La mañana del 21 de mayo, en este pueblo originario de la Delegación Álvaro Obregón ubicado en la zona poniente del Distrito Federal, el gobierno delegacional en conjunto con el gobierno de la ciudad mandó más de dos millares de granaderos a secuestrar el pueblo de San Bartolo Ameyalco; ésto para continuar con las obras de un proyecto hidráulico que sin contar con el aval de los pobladores y sobre todo sin respetar los derechos como pueblo originario, el delegado Leonel Luna Estrada –autoritariamente- decidió iniciar. El saldo de este operativo fueron cientos de personas heridas, jóvenes y niños con crisis nerviosa, y cinco personas detenidas arbitrariamente que al día de hoy se encuentran presas en el Reclusorio Oriente sin tener garantizado un debido proceso y el respeto a sus garantías individuales.

Cinco pobladores, ciudadanos que se encontraban ejerciendo sus derechos. Ellos son padres de familia, hombres que día con día se disponen a trabajar, otro de ellos es un estudiante de bachillerato. Todos, habitantes del pueblo de San Bartolo Ameyalco. Es el caso, por ejemplo, de Alberto Miguel Pérez Linares; esposo  de Rocío y padre de tres niñas. Alberto labora de herrero, tiene un taller de herrería donde trabaja todos los materiales necesarios para llevar acabo su trabajo, taller que hoy se encuentra sin las manos de Alberto. Además,  es la figura paterna de Aridai -la hija de su hermana- a quien desde su nacimiento ha apoyado en su desarrollo escolar y personal. Alberto dedica sus ratos libres a convivir con su familia. Muy similar es la vida de los otros cuatro presos, vidas inocentes al día de hoy se encuentran sin libertad, gracias a que las autoridades del Distrito Federal decidieron violar los derechos humanos de su pueblo.

Firma la petición por la #LibertadAlos5 pobladores inocentes de San Bartolo Ameyalco